Nuevos Horizontes

5 claves del éxito de la chef María Marte

Compartidos

María Marte

Al hablar de María Marte, los titulares de la prensa especializada parecen hacer mención a la última superproducción galardonada con los mejores oscars: “Luchadora”, “el triunfo de la constancia”, “una cenicienta Michelín”, etc. La historia de esta chef de origen dominicano Premio Nacional de Gastronomía y Estrella Michelín es de película.

A continuación os desgranamos algunas claves que han hecho posible el éxito de la chef del Club Allard de Madrid.

 

#1 Su cuna en la cocina

 

Desde su niñez en Jarabacoa, República Dominicana, María jugaba a cocinar. Pero de verdad, con ingredientes reales e involucrando a quien le rodeará. La influencia de su madre como cocinera introdujo en sus venas algo que ya no era sólo un juego sino una pasión. Algo que le le dió alas en sus sacrificadas horas de trabajo como pinche y aprendiz de chef en España.
Un curso de pastelería con 16 años, las horas interminables en la “universidad” de los canales de cocina y jornadas infatigables en el restaurante de su padre hicieron el resto. No había vuelta atrás.

#2 Emprendizaje de supervivencia

Con tan sólo 22 años y tres hijos a los que criar se lanzó a crear su propio negocio de catering en su propio pueblo. Y cuando además de el papel de madre coraje te calzas el de emprendedor estás urdiendo los mimbres de alguien a las que muy pocos retos o dificultades le van a pasar por encima. Esa es quizá una de las claves con las que se entienden cómo esta caribeña pudo construir en España un futuro de cuento…

#3 Biografía épica

La historia de María Marte ejerce una poderosa atracción a cualquiera que la escuche ya que posee todos los ingredientes de la mejor de las épicas. Sólo que esta vez es real. Cualquier firma comercial, cualquier personalidad pública pagaría millones por construir su imagen de marca sobre la base de una historia como la de María: empezó como friegaplatos en el Club Allard y, después de años de auto aprendizaje, práctica y trabajo a destajo pasó por todos los puestos de la cocina hasta acabar siendo el chef principal.

#4 Buen Mentor

La oportunidad a la que supo agarrarse María tiene un nombre y es el de Diego Guerrero. El que entonces era el chef del Club Allard marcó decididamente su carrera desde el momento en el que le permitió aprender del resto de personal de cocina, hasta el momento en el que ella misma le sustituyó como chef principal. Entre tanto asesoramiento, consejos y complicidad que sin duda le ayudó a forjarse como profesional de primera línea.

#5 Imaginación y mestizaje

La cocina de María Marte se caracteriza por la imaginativa fusión de técnicas, recetas e ingredientes de la cultura gastronómica que le vió nacer y en la que ahora destaca como reputada profesional de la cocina. Platos creativos concebidos bajo la condición de no transgredir ni disfrazar el producto. Su primera creación fue Flor de Hibiscus, una flor de hibiscus de caramelo con una espuma de pisco sour sobre un crumble de pistacho. Fué tal el éxito y la importancia para el lanzamiento en su carrera que hasta se lo ha tatuado en el cuerpo.

Flor-de-hibiscus-con-pisco-sour-sobre-crumble-de-pistachos-3-1024x683 Ciervo-con-tronco-de-boniato-y-crema-de-castaña-1024x683
Entre sus propuestas destacan el ravioli de guisantes con papada de cerdo ibérico, sardina ahumada con crema de apio-nabo y manzana, las verdinas con berberechos y de erizo de mar, una sápida sopa de cebolla, los lomos de salmonete con espuma de coco y caldo corto de azafrán y ciervo con tronco de boniato y castañas

Compartidos