Nuevos Horizontes

5 problemas de salud que puedes aliviar con la música

Compartidos

5 problemas de salud que puedes aliviar con la música

Por algo será. La música es una manifestación cultural a la que los seres humanos hemos recurrido desde nuestro origen. No importa la raza, civilización o época histórica, la música ha acompañado a desfiles militares, banquetes, celebraciones religiosas, etc. Tiene la capacidad de activar o modificar nuestra disposición o actitud ante diversas circunstancias que nos encontramos en nuestro día a día.

Los investigadores ya han resuelto los fundamentos científicos que hacen que nuestro cerebro sea tan susceptible a los estímulos musicales. Pero las nuevas aplicaciones y formas de usarla como terapia cada vez son más numerosas.

Un estudio estadounidense ha demostrado que el dolor que sufren los niños después de una intervención quirúrgica se reduce considerablemente cuando los chavales escuchan música de una lista de reproducción que ellos mismos hayan creado.

A sus efectos analgésicos, se añaden por ejemplo la huella que la música deja en nuestra  memoria así como los recuerdos que están asociados a tal o cual canción. La terapia  “Música para despertar” propone el uso de viejas canciones para devolver el recuerdo de experiencias vitales en personas con alzheimer.

Hoy extendemos nuestra receta musical para 5 problemas frecuentes de salud que puedes solucionar, aunque sea en parte, escuchando música:

1. Final de un horrible día de trabajo

Por desgracia, es frecuente traerse del trabajo estrés, dolor de cabeza – migrañas, ansiedad, tensión arterial alta. Está demostrado que la música tranquila ayuda a reducir todos esos síntomas y que al descansar tu sueño sea más profundo.

Además de reducir la presión arterial, también ayuda a reducir la frecuencia cardiaca, por lo que a largo plazo tu corazón se verá beneficiado. Consumirás menos analgésicos, tranquilizantes, etc. Algo que tu cuerpo seguro agradecerá a la larga.

2. El dolor sordo de una lesión o una dolencia crónica

No estamos hablando del dolor puntual que produce un golpe repentino o un accidente, sino de ese dolor sordo que nos queda después de una intervención, rehabilitación o padecimientos crónicos. La música provoca la liberación de endorfinas que contrarrestan el dolor.

3. Bajón emocional, en soledad…

La música puede ser utilizada para provocar un estado de ánimo positivo o recordar momentos felices. Estimula la segregación de serotonina, la hormona de la felicidad y endorfinas, aquellas que promueven la motivación del placer. Ayuda a aumentar la autoestima y la confianza en uno mismo. Además resulta  imprescindible a la hora de socializar y animar reuniones con amigos, amigas, familia…

4. Estudiar, aprender,  trabajar… concentrarse

La música con ritmo alegre y acelerado estimula las ondas cerebrales al resonar en sincronía con el ritmo. Por ejemplo se ha demostrado que la música barroca activa los dos hemisferios del cerebro que al trabajar a la par, se maximiza el aprendizaje y la retención de información.  Por otro lado la música tranquila facilita alcanzar antes un estado de concentración y mantenerlo durante más tiempo.

5. El deporte y la rehabilitación, mejor con música

La música desvía tu atención sobre trabajos o ejercicios repetitivos por lo que podemos eliminar la sensación de cansancio, fatiga y aburrimiento. Posee un potente efecto estimulante que puede aumentar tu rendimiento. Provoca que se incremente la respiración y el ritmo cardiaco, por lo que puede intensificar tu rendimiento.

La música ayuda al desarrollo, mantenimiento y reestablecimiento de la función física por lo que es ideal para personas con trastornos del movimiento.

+1 (Prevenir enfermedades)

Añade la música a tu plan de vacunas y yogures con bífidus. Si te interesan los cuidados preventivos has de saber que las experiencias emocionales positivas y profundas que ayuda a crear la música provocan la secreción de hormonas de estimulación inmunológica.

No hace falta decir que en cualquiera de estos casos acompañar buena música con una copita de cualquiera de las nuevas denominaciones de Gran Feudo multiplica los efectos beneficiosos.


Fotografía: Stocklib)

Compartidos