El vino y Gran Feudo

7 recetas fáciles de Navidad para 7 vinos Gran Feudo

Compartidos

7 platos navideños para 7 vinos Gran Feudo

Los platos navideños muy elaborados exigen mucho tiempo de preparación además de experiencia y conocimiento de técnicas de cocina que no usamos en el día a día. Sin embargo existen multitud de propuestas culinarias con las que no tenemos que renunciar a ese sabor tradicional de la Navidad. En esta ocasión además te proponemos un delicioso maridaje navideño con 7 de nuestros mejores vinos.

 

 

Espalda de cordero al horno

Gran Feudo Ribera del Duero

Aroma » Aroma a fruta negra bien madura, recuerdos de madera y especiados.
Paladar » De cuerpo medio, con una envolvente tanicidad y acidez equilibrada.

La palabra “cordero» deriva de la latina cordus, aplicada a los “animales que nacían tardíamente». Particularmente sirve para designar a la cría de la oveja de hasta un año de edad o “lechal», recibiendo a su vez al nombre de “recental” cuando todavía no ha pastado y se alimenta de leche, y el de “pascual” al reservado con unos pocos meses para la celebración de la Navidad.
* 2 espaldas de cordero,
* 1 cabeza de ajos,
* 1 vaso de vino tinto,
* 2 cucharadas de aceite,
* 1/2 vaso de caldo de carne,
* pimienta negra en grano
* sal.

Una vez salpimentadas las espaldas de cordero se disponen sobre una bandeja de hornear.
Las espaldas colocadas así sobre la llanda de hornear- se rocían con el aceite de oliva y se llevan al horno, dejándolas unos 20 minutos, hasta que comiencen a dorarse.
Aliñar distribuyendo por encima los dientes de ajo sin pelar y los granos de pimienta negra. Cuando los ajos se vean tiernos, se añade el vino y el caldo.
El cordero, tapado, se mantiene en el horno a fuego moderado hasta que las espaldas estén bien doradas. El tiempo estimado para el horneo es de 15 minutos, aproximadamente.
Finalmente, se retira del horno y se ofrece a la mesa con su jugoso caldo.

 

TRUCOS Y CONSEJOS
Asegúrese de que al comprar la carne ésta sea magra, de fibra fina y color rojo brillante con matices marrones.
La grasa escójala blanca, cremosa y nada quebradiza.
Los huesos deben estar húmedos y blancos en las articulaciones.
Este plato puede acompañarse con verduras, pero normalmente se toma solo.

 

Bacalao con pasas

Gran Feudo Verdejo Rueda 2014

Aroma » Potente y nítido con recuerdo de fruta tropical -piña, pomelo, maracuyá; matices de frutas verdes y las típicas notas de la variedad -retama.
Paladar » En boca es fresco, con notable acidez, graso, con volumen y con un extraordinario equilibrio.

* 700 g de bacalao seco
* una cebolla pequeña
* 50 g de pasas de corinto
* un puñado de harina
* dos cucharadas de puré de tomate
* aceite
* sal.

Poner en remojo el bacalao durante veinticuatro horas como mínimo, de forma que elimine toda la sal. Lavarlo unas cuantas veces en agua corriente y acto seguido espolvorearlo ligeramente de harina. Sofreír en una sartén con cuatro cucharadas de aceite la cebolla muy picada; añadir a continuación los filetes de bacalao, dorándolos bien por ambas partes. Poner en remojo las pasas en agua tibia. Cuando el bacalao ha adquirido un bonito color tostado, se rocía con el tomate concentrado diluido en un pequeño cucharón de agua y se deja cocer dulcemente durante unos minutos. Se agregan entonces las pasas bien escurridas y se prosigue la cocción durante un cuarto de hora más, salando ligeramente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ñoquis en salsa de naranja

Rosado Gran Feudo

Aroma » Intenso, limpio y muy afrutado, aromas de fresa y frambuesas.
Paladar » En boca es fresco y afrutado, acidez equilibrada, fresco con un agradable final con retrogusto a fresa.

* 500 gramos de ñoquis
* 50 gramos de manteca
* 2 yemas de huevo
* 1 cucharada de harina
* 1/2 litro de leche
* 50 gramos de queso parmesano rallado
* La corteza de una naranja rallada
* Sal y pimienta

En una cacerola, calentar la leche con la corteza de la naranja
rallada. Diluir la harina en un poco de agua, y verter sobre la
leche de naranjas. Continuar la cocción a fuego suave. Una
vez que rompa el hervor, salpimentar. Remover con cuchara
de madera y al espesar, retirar del fuego. Batir las yemas
ligeramente e incorporar a la salsa. Añadir la manteca.
Aparte, cocinar la pasta “al dente” en abundante agua con sal.
Colar y mezclar con la salsa anterior. Servir de inmediato.

 

 

 

 

 

Lenguados con trufa

Chardonnay Gran Feudo

Aroma » Intenso y complejo en nariz, fresco con aromas propios de la variedad, notas de piña y fruta tropical.
Paladar » Entrada fresca, acidez equilibrada, fruta, largo persistente en el retrogusto muy sabroso.

* Cuatro lenguados de aproximadamente 250 g cada uno
* 100 g de setas conservadas en aceite
* dos patatas hervidas
* una pequeña trufa blanca
* un limón
* 50 g de
* Mantequilla
* harina
* un huevo
* sal.

Se quita la piel de los lenguados y se vacían. Se lavan y se pasan primero por la harina y luego por el huevo batido con un poco de sal. Se doran en mantequilla y luego se sacan con la espumadera y se guardan en lugar caliente. En el jugo de cocción se incorporan las setas picadas, las dos patatas cortadas a daditos, una pizca de sal y se riega con el zumo del limón. Se colocan nuevamente los lenguados en la cazuela, mezclándolos con los otros ingredientes; se esparce por encima la trufa cortada a trocitos y se deja cocer todavía durante algunos minutos a fuego lento.

 

 

 

 

Pato con manzanas

Aroma » Muy buena intensidad con tonos de frutas negras y buena madera de crianza bien ensamblada. Paladar » Entrada suave y limpia. Paso de boca amplio, bien estructurado y equilibrado, taninos bien integrados. Final agradable y largo.

Aroma » Muy buena intensidad con tonos de frutas negras y buena madera de crianza bien ensamblada.
Paladar » Entrada suave y limpia. Paso de boca amplio, bien estructurado y equilibrado, taninos bien integrados. Final agradable y largo.

* Un pato salvaje de 900 g aproximadamente
* 150 g de mantequilla
* seis mazanas.
* una copita de oporto
* una ramita de tomillo
* dos hojas de laurel
* un poco de gelatina de grosella
* sal
* pimienta
* aceite
* un diente de ajo.

Se limpia el pato, se destripa y se flamea. Se calienta en una cazuela de barro una nuez de mantequilla, medio vaso de aceite, y se añade después el pato haciéndolo dorar por todas partes. Se sazona con sal y pimienta, se añade el tomillo, el laurel y el diente de ajo. Hágase cocer a fuego moderado. Mientras tanto, se mondan las manzanas y se les saca el corazón con un utensilio apropiado. Se alinean en una cazuela untada de mantequilla y se les vierte por encima mantequilla derretida. Se meten en el horno y se dejan cocer, rociándolas de vez en cuando con la mantequilla. Cuando el pato está cocido se coloca en una fuente y se rocía con el jugo que se habrá desglasado con el oporto. Se rodea de las manzanas, en el hueco de las cuales se habrá colocado una cucharada de gelatina de grosella.

 

 

 

 

Cochinillo confitado con terrina de ajos y membrillo

Aroma » Potente, notas de fruta roja, (grosella, cereza), endrinas. Paladar » Sabroso, equilibrado con buena acidez. Retrogusto frutal.

Aroma » Potente, notas de fruta roja, (grosella, cereza), endrinas.
Paladar » Sabroso, equilibrado con buena acidez. Retrogusto frutal.

Para 4 personas
* 1 cochinillo de 3,5 kg
* 20 el de fondo de cochinillo reducido
* 20 el de aceite de oliva virgen
* pimienta negra
para la terrina de ajos y membrillo
* 500 g de membrillos
* 300 g de ajos
* 1 I de agua mineral
* 1.5 g de agar-agar
* 400 g de azúcar además
* sal maldon

Despiezar el cochinillo en 6 porciones (2 paletillas, 2 muslos y 2 costillares), salpimentar cada una de ellas por separado, untarlas con un poco de aceite de oliva y ponerlas en una bandeja. Hornear unas 4 horas aproximadamente a 120 °C. terrina de ajos y membrillo
Pelar y cortar los membrillos en trozos regulares. Cocer en el agua con el azúcar hasta obtener una confitura densa. Triturar. Estirar en una placa plana una capa de 0,5 centímetros. Dejar enfriar.
Pelar los dientes de ajo, retirar el germen y blanquear por 3 veces (agua fría, ebullición y cambio de agua). A la tercera, dejar que hiervan 10 minutos. Escurrir y triturar en caliente. Incorporar el agar-agar. Una vez que tenga cuerpo, estirar una capa de 0,5 centímetros en una placa. Dejar enfriar.
Cortar las 2 gelatinas en rectángulos de 4 x 2 centímetros. Montar una terrina de 4 capas, alternando una capa de ajos con una de membrillo.
Presentación.
Salsear el plato con la reducción de cochinillo. En el centro depositar la porción de carne y a un lado colocar la terrina de ajos y membrillo. Terminar con unas escamas de sal maldon.

 

Coulant de chocolate

Gran Feudo Moscatel

Aroma » Intenso, fino, complejo. Aromas a uva fresca de moscatel, notas de cítricos y floral. Paladar » Entrada amplia. Paso de boca suave perfectamente equilibrado con una buena acidez. Retrogusto elegante con notas de cítricos.

* 360 gr. de cobertura de chocolate
* 380 gr. de mantequilla
* 12 huevos
* 175 gr. de harina
* 400 gr. de azúcar
* 1 copita de Grand Marnier
* Ralladura de piel de naranja
Se introduce la cobertura de chocolate en un cazo, y se pone a fundir a baño
María.

Se le añade la mantequilla, batiéndola con una espátula de madera, hasta que se incorpore por completo.

Por otra parte, se baten los huevos en un bol. Se les añade el azúcar, la ralladura de naranja, y el Grand Marnier. Se va vertiendo esta mezcla, sobre el chocolate fundido, mezclando, y se le va incorporando la harina, previamente pasada por el tamiz.

Se untan con mantequilla unos moldes individuales, y se espolvorea el interior con harina.

Se rellenan los moldes con la crema de chocolate, y se meten al horno, previamente caliente, a 220º, durante 8 minutos. Esta operación debe realizarse, justo en el momento del postre, pues es un plato que hay que consumir inmediatamente. Se desmoldan en platos individuales, que ya estarán preparados con sus decoraciones, y se sirve. El comensal abrirá el “coulant”, y saldrá todo el chocolate líquido del
interior.
El contenido está disponible bajo los términos de la Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0.

Compartidos