El vino y Gran Feudo

Cápsulas de Vino: Qué son, cuál es su función y de que material están hechas.

Compartidos

Las cápsulas de las botellas de vino son esos pequeños elementos que nos encontramos en el cuello de la botella. Comenzaron a implantarse en 1760, cuando en Viena llegaban grandes toneles de uno de los vinos más apreciados del momento, el burdeos. Conscientes de que el paso del tiempo hacia que el vino se convirtiese en vinagre, decidieron embotellarlo. Poco tiempo después, personas en contra de la corte, aprovecharon el corcho para infiltrar sustancias en el vino para atentar contra el rey y sus cortesanos. Por esta razón, en 1761, el monarca decidió precintar por ley todas sus botellas con lacre, dando lugar a la cápsula actual.

Lógicamente, las circunstancias han cambiado y su función original ha sido reemplazada por otras diferentes, tanto o más importantes que ésta. Hoy en día, la cápsula en las botellas de vino cumple una doble función. Por un lado, desde el punto de vista estético, remata la botella haciéndola más atractiva para el consumidor. Además, no deja de ser una garantía de que el vino no ha sido abierto anteriormente.

capsulas-aluminio

Pero más allá de la estética, la cápsula cumple una función de higiene y protección. Este elemento protege al corcho del polvo y de la suciedad, evitando que este se deteriore lo que afectaría al vino y a sus cualidades.

¿Qué materiales se emplean para elaborar las cápsulas del vino?

Uno de los primeros materiales que se utilizaron para la creación de las cápsulas fue el plomo. Sin embargo, las diferentes reglamentaciones y medidas medioambientales hicieron que en algunos países se prohibiese su uso. Actualmente, los principales materiales empleados son el estaño, plomo-estaño, materiales complejos, PVC y aluminio.

Estaño

Este material es el utilizado para la elaborar las mejores cápsulas, por esta razón, se emplean en vinos de alta gama. Están constituidas por una sola pieza que suele tener una pureza aproximada de 99,95%. Además, otra de las principales características es su facilidad de apertura y su facilidad para permitir una gran combinación de colores y diseños.

capsulas

Plomo-Estaño

Ha sido uno de los materiales más utilizados, sin embargo, ha caído en desuso debido a las leyes medioambientales que han prohibido su utilización, aunque algunos países como Argentina las suelen utilizar bastante. Están compuestas por una lámina de plomo recubiertas por capas de estaño.

Material Complejo:

Están compuestas por aluminio y polietileno. Por su composición, facilitan la apertura de los vinos con gran facilidad y su coste es mucho menor en comparación con las de estaño, cuyo valor es más del doble que éstas. Habitualmente, son utilizadas para vinos de calidad media.

PVC

Estas cápsulas, al igual que las de plomo-estaño, han caído en desuso debido a su impacto medioambiental y sus dificultades de reciclado. Son de peor calidad y está fabricadas en dos piezas de PVC retráctil.

Aluminio

Similares a las de PVC por su escasa utilización y su empleo en vinos de gama media-baja. Las cápsulas de aluminio se elaboran íntegramente con este material y encontramos pocas fábricas que las produzcan.

Compartidos