Nuevos Horizontes

Cómo vendimiar por primera vez. Consejos prácticos.

Compartidos

Cómo vendimiar por primera vez. Consejos prácticos.

Si nunca has participado en una jornada de vendimia, aquí van unas recomendaciones para que te integres desde el minuto uno entre los participantes de la recolección.

Ahora que estamos en plena temporada de vendimia es posible que tengas la fortuna de haber sido invitado o invitada a disfrutar de una jornada de recolección de uva en el campo.

En numerosas regiones la vendimia es un motivo de celebración y de fiesta. Por fin se recogen los frutos de la temporada y es un momento mucha actividad en bodegas como en las que elaboramos con cariño y esmero Gran Feudo.

Vendimiar te permite entrar en contacto con el origen del vino y participar de una actividad milenaria en la que disfrutarás en primicia de los nuevos colores del campo y podrás respirar los primeros aromas de una estación tan especial como es el otoño.

1. Elige bien la ropa de trabajo

Los primeros días del otoño suelen ser muy frescos a la mañana y cálidos al mediodía, lleva prendas que te puedas quitar fácilmente.

Dependiendo de las condiciones de limpieza de hierba en las que esté el viñedo, es recomendable llevar pantalones largos con los que evitar pinchazos y arañazos, así como un calzado apropiado para evitar torceduras si pisas un tormo de tierra.

Si el día es soleado, una gorra o visera evitará que te deslumbre y veas con más claridad el sitio donde vas a cortar. Unos buenos guantes de piel que se ajusten bien a tu mano te prevendrán de accidentes con la herramienta de corte o el picotazo de una avispa o abeja.

2. La herramienta adecuada

Antiguamente se usaba una navaja especial de corte y muchos profesionales todavía la usan. Si eres novato te recomendamos que uses una tijera especial para vendimia.

3. Ten cuidado

Nunca cortes lo que no ves. Es posible que acabes recolectando tu propio dedo. Ve despacio pero seguro.

4. Selecciona lo que cortas

Elige bien lo que vas a cortar. Deja los racimos en mal estado y evita cortar con el racimo ramas o hierbas que poco tienen que aportar a un buen vino.

No cortes racimos verdes, es posible que el propietario quiera recogerlos en una segunda vendimia y además empeoran el resultado final del vino.

Cómo vendimiar por primera vez. Consejos prácticos.

5. No tires de los racimos

No fuerces o muevas en exceso los racimos para mejorar la posición de corte. Deberás esforzarte en acceder al lugar de corte y extraerlo después con cuidado.

6. Picotazos de abejas

En la trasera de un racimo puede haber abejas o avispas que no has visto. Maneja los racimos con cuidado para que estos insectos tengan la oportunidad de irse tranquilamente y así evitar un molesto picotazo.

7. Aplastar las uvas

Deposita los racimos con cuidado en la cesta y nunca los aplastes para hacer más espacio.

8. Dónde dejar la cesta

Una vez que hayas llenado la cesta, cubo o tu caja de recogida, si no es necesario que lo lleves hasta el remolque, déjalo lo suficiente a la vista para que puedan encontrarlo pero sin dificultar el paso del tractor por esa línea de cepas.

9. Evita llenar la cesta al límite

Si te toca llevar el cesto hasta el remolque, evita llenarlo demasiado, es mejor hacer más viajes… Cuando lo estés llevando, presta atención a tormos de tierra o agujeros con los que puedas tropezar, así como a sarmientos enredados que puedan hacerte caer.

10. Recoge tus herramientas y utensilios de trabajo

Nunca dejes ningún tipo de herramienta ni objeto personal en el cubo. Con el ajetreo de la vendimia puedes dejarla olvidada y puede acabar estropeando las máquinas que inician el procesado de la uva.

Cómo vendimiar por primera vez. Consejos prácticos.


Y después de la vendimia qué mejor que celebrarlo relajándote con una buena copa de las nuevas denominaciones Gran Feudo.

Compartidos