El vino y Gran Feudo

¿Qué es la crianza sobre lías del vino?

Compartidos

Seguro que alguna vez has escuchado que un vino está criado sobre lías. Pero, ¿qué son las lías? ¿y la crianza sobre lías? Si tienes dudas sobre estos conceptos sigue leyendo, en este post te explicaremos qué son exactamente.

¿Qué son las Lías?

Para empezar, las lías son, esa materia sólida que queda en un depósito o barrica después de la fermentación. Están formadas por levaduras muertas y otra serie de sustancias procedentes de la uva.

las-lias-del-vino

La crianza sobre lías

Esta crianza forma parte de la clásica elaboración con el método “champenoise” en los vinos espumosos naturales. Una vez que ha sido embotellado, el vino hace una segunda fermentación en la botella y, las lías se acumulan en el cuello de la botella.

Los vinos sobre Lías

Estos vinos se han puesto de moda, ya que este tipo de crianza proporciona a los vinos más volumen y carácter varietal. Esta técnica se suele emplear más para vinos blancos que para tintos y, se puede hacer tanto en depósito de acero inoxidable como en barrica.

Este vino ofrece muchas ventajas, aunque también algún que otro inconveniente si no se aplica cuidadosamente.

Por un lado, favorece la estabilización del vino, es decir, ayuda a que las sustancias sólidas no precipiten después en la botella, favorece la integración de los vinos, aportando redondez y preserva los aromas. En resumen, la crianza sobre lías aporta complejidad al vino, además de conseguir una mayor sedosidad y volumen.

Otra ventaja de las lías en los vinos es que protegen naturalmente el vino, evitando el empleo de más cantidad de sulfuroso. Aunque, también es cierto, que si no se hace un control exhaustivo pueden aparecer aromas a reducción, ya que impiden que el vino se oxigene y pueden provocar que el vino huela a vino cerrado.

vino-crianza-sobre-lias

El batonage

Para evitar ese olor a cerrado y favorecer la oxigenación del vino se usa la técnica del “batonage” o bastoneo, en la que se ponen las lías en suspensión.

Por un lado, si el vino está en barrica el bastoneo se efectúa con una vara de acero inoxidable que, en su punta, puede tener una cadena o terminar en forma de L. El bastón se introduce a través de la boca de la barrica y se mueve suavemente en forma de 8 de arriba a abajo para que las lías suban.

Por otro lado, si la crianza del vino se está haciendo en un depósito de acero inoxidable, se hacen una serie de remontados para poner las lías en suspensión.

Esperamos que hayas aprendido y que, a partir de ahora, cuando oigas hablar de un vino sobre lías, sepas porqué se llama así. Para terminar te dejamos un post anterior en el que explicamos qué son los taninos, unos posos del vino que a veces pueden llevar a confusión.

Compartidos