Nuevos Horizontes

Nuevos Horizontes de la energía solar

Compartidos

Nueva generación de placas solares

¿Tiene sentido que no podamos obtener la energía del sol en las grandes ciudades, lugares donde más electricidad se consume?

Las dos imágenes que tenemos asociadas a la obtención de energía solar son grandes extensiones de tierra con paneles que se dirigen automáticamente en dirección al sol y los pequeños paneles en los tejados de las casas que abastecen de energía suficiente a una vivienda unifamiliar o una pequeña comunidad de vecinos.

Los edificios de las grandes ciudades cada vez son más altos y la superficie que disponen en azoteas y tejados para instalar placas solares es ridícula en comparación con la enorme cantidad de energía eléctrica que requieren para satisfacer sus necesidades.

La empresa norteamericana SolarWindow ha desarrollado una tecnología que convierte las ventanas de cualquier edificio, por ejemplo un rascacielos, en placas solares que son capaces de generar energía suficiente para autoabastecerse.

Ya se habían desarrollado placas solares transparentes anteriormente, pero su capacidad de generación de energía apenas podía aprovechar el 1% de toda la luz que se puede captar en un día, además que requerirían de una exposición directa al sol.

Las placas solares de SolarWindows poseen un revestimiento fotovoltaico en varias capas, parte de él de procedencia orgánica, que es capaz de obtener energía aunque la ventana esté a la sombra o no incida el sol directamente sobre él. De esta forma obtienen hasta un 53% más de energía que sus predecesoras.

Los responsables de la compañía calculan que un edificio de 50 pisos ofrecería una superficie para captar energía equivalente a una planta solar de 24.000 metros cuadrados y podría generar 1.3 gigavatios a la hora de electricidad.

Con estas prometedoras cifras, no es difícil imaginar cómo en muy poco tiempo todos los edificios de las ciudades dispondrán de ventanas fabricadas con este material, y serán capaces de reducir, cuando no eliminar la energía que demandan de las grandes compañías eléctricas.

¿Sabías que la energía del sol es imprescindible en la elaboración de nuestros vinos? Captamos lo mejor del sol a través de las uvas que dan ese sabor inconfundible de nuestras nuevas denominaciones. Sírvete una copa de Gran Feudo, mírala a través de la luz y disfruta con el resultado de de un vino que mezcla lo mejor de la naturaleza y nuestro saber hacer.

Compartidos