El vino y Gran Feudo

¿Qué información contiene la etiqueta de un vino?

Compartidos

Como buen amante del vino, lo que más te llame la atención será el sabor que contiene en su interior. Sin embargo, en las botellas de vino nos encontramos con información muy interesante para el consumidor. La etiqueta y la contraetiqueta son los dos grandes espacios donde aparece toda la información sobre el vino, alguna de ella obligatoria, y otra optativa según cada bodega.

1# Etiqueta

Gran Feudo ReservaLa etiqueta es la principal carta de presentación de un vino. En ella nos encontraremos, en grande y en un lugar destacado, el nombre y el logo de la bodega productora de ese vino. Esto será lo primero que veamos cuando tengamos una botella en nuestras manos, y nos condicionará a la hora de elegir entre un vino y otro, ya que conociendo la marca contamos con cierta garantía de calidad.

En la etiqueta, también nos encontraremos la clasificación del vino, una información obligatoria que nos indicará el amparo bajo el cual se rige el vino: Denominación de Origen, Vino de la Tierra, Vino de Pago, etc. Junto a ella nos encontraremos la añada, que nos informa del año de recogida de la uva a partir de la cual se ha elaborado el vino. Este dato es uno de las más importantes, ya que la calidad de la uva varía de una temporada a otra, fruto de diferentes condicionantes como pueden ser, por ejemplo, los climáticos.

Además, conocer la añada, nos permitirá conocer también la edad del vino, que se diferencia uno de otros por el tiempo que ha pasado en barrica y embotellado. En líneas generales, nos encontraremos con vinos joven, crianza, reserva y gran reserva, fundamentalmente.

2# Contraetiqueta

contraetique gran feudoLa contraetiqueta, que aparece en la parte posterior de la botella, contiene también información relevante sobre el vino que vamos a tomar. Una de ellas, y quizá tan importe como cualquiera de las anteriores es el tipo de uva. Este contenido, que podemos encontrarlo tanto en la etiqueta como la contraetiqueta, nos arroja información sobre la variedad o variedades de uva que se ha empleado para su elaboración.

Junto a ella, encontraremos el porcentaje de volumen de acohol, un dato obligatorio, que nos mostrará el grado de alcohol en relación al volumen de la botella. Por norma general, los vinos suelen tener una graduación entre el 11% y el 13%, aunque hay algunos más suaves con un 6% y otros más fuertes, llegando incluso al 20%.

Otra información obligatoria que debe aparecer es el número de la botella. En base a la clasificación del vino, que comentábamos líneas más arriba, los consejos reguladores emiten un cierto número de botellas para cada bodega en función del número de hectáreas que posea cada bodega.

Por último, hay otro tipo de informaciones que también se incluyen en esta parte de la etiqueta. Algunas de ellas, son por ejemplo, las notas de cata que ha obtenido el vino que vamos a degustar, y las propuestas de maridaje, que pretenden asesorar al consumidor sobre cómo armonizar el sabor de los platos en función del vino que van a disfrutar.

Compartidos