El vino y Gran Feudo

San Isidro Labrador: vida y milagros del santo patrón de los agricultores y madrileños

Compartidos

El 15 de Mayo se celebra la festividad de San Isidro, patrón de los madrileños y de los agricultores. Hoy te contamos la historia de este hombre convertido en santo, que dedicó su vida a labrar el campo como hacen diariamente todos los agricultores que trabajan para poder ofrecernos productos de calidad, como es el caso de los vinos.

Una vida dedicada al campo

San Isidro Labrador nació a finales del siglo XI en Madrid, en el seno de una familia humilde, y fue en esta zona y sus alrededores donde desarrolló la mayor parte de su trabajo como jornalero.
En 1119, Isidro comenzó a trabajar como agricultor bajo la supervisión de Juan de Vargas, dueño de una finca. Lo que ganaba con su trabajo lo repartía en tres partes: una para su familia, ya que estaba casado y tenía un hijo, otra para los pobres y otra para el templo, pues era un hombre muy devoto y dado a la oración.

Milagros atribuidos a San Isidro

Uno de los milagros más sonados durante la vida de San Isidro cuenta como durante un paseo familiar, la canastilla donde llevaban al niño cayó dentro de un pozo. Los padres, desesperados, comenzaron a rezar, pues no lograban llegar al pequeño por la profundidad a la que se encontraba. Fue así como el agua milagrosamente fue subiendo su nivel hasta que pudieron recoger al pequeño y vieron que no había sufrido ningún daño.

San Isidro labrando la tierra
También se cuenta que su patrón encomendó a cada agricultor cultivar una parcela de tierra y la correspondiente a Isidro produjo el doble que las otras como regalo de Dios. Desde entonces sus cosechas siempre fueron cuantiosas.

Sin estar santificado, los madrileños le rendían culto ya tras su muerte. Los prodigios y milagros de Isidro seguían comentándose 40 años después de su defunción y fue entonces cuando se decidió exhumar su cadáver para trasladarlo al interior de la Iglesia de San Andrés. Ahí se descubrió que su cuerpo permanecía intacto. La fecha seleccionada para celebrar las festividades en su honor, el 15 de mayo, se debe a que, al parecer, tal día fue el que se llevó a cabo el traslado y se conoció el milagro.

San Isidro Labrador patron de los agricultores y los madrileños

Sus restos descansan ahora en un arca mortuoria situada en el altar mayor de la Colegiata de San Isidro. En el siglo XVII se llevó a cabo su canonización, pero no fue hasta el año 1960 cuando el papa Juan XXIII lo declara patrón de los agricultores por sus milagros y vida dedicada a este sector.

Fiestas en honor a San Isidro

En muchas localidades españolas se celebran actos en honor a San Isidro. Los festejos consisten sobre todo en visitas a las ermitas, misas en su nombre, romerías y encuentros en las praderas. Aquí la gente se reúne para degustar una buena comida con la familia y amigos y acompañarla de buen vino para brindar por el santo que intercede para que nuestros campos den sus frutos, ya que también se le atribuye ser mediador con Dios para atraer la lluvia en primavera.

Pradera fiesta de San Isidro en Madrid

Compartidos